incio / contenidos

Biocombustibles Hoy No. 166

Boletín informativo No. 166 Miércoles 28 de Junio de 2017

How to read this newsletter in your language? Please click here  ||  Descargue aquí el Boletín en PDF


Boletín N° 166 - Junio 28 de 2017

El aire que respiramos

Estamos en un mundo cada vez más complejo, no solo por los acontecimientos que se viven hoy a lo largo y ancho del planeta y el impacto que tienen en múltiples dimensiones, sino por la velocidad a la que viajan las noticias, el volumen de estas y de las opiniones que, personas, colectivos y sociedades expresan a través de los medios digitales y que sobrepasa cualquier capacidad de asimilación.

Por otra parte y gracias a ello, cada vez es más claro el impacto de nuestras decisiones del día a día y se nos reclama con mayor énfasis el hacernos conscientes de esa realidad. Basta buscar en internet para encontrar calculadoras de huella de carbono personal sencillas, pero que nos permiten identificar acciones simples que ayudan a cambiar nuestro estilo de vida y a mejorar nuestra conducta como ciudadanos globales.

Viendo el impacto que en la salud tienen las emisiones producidas por nuestra actividad, movimiento, modo de consumo, siendo directamente afectados cuando se hacen crónicos los episodios de afecciones respiratorias y cardiopulmonares y cuando confirmamos que sigue creciendo la incidencia de cáncer en la población, ya no como un simple dato estadístico sino, sufrido en nuestras propias vidas, las de nuestra familia, amigos y conocidos… Entonces, sabemos que tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance, para cambiar esa situación.

Lo primero, es informarnos. La mayor parte de nuestras decisiones no atienden a esta realidad por apatía o por querer hacer daño a la sociedad, sino por falta de conocimiento; podemos ir a las redes sociales y encontraremos miles de “tips” con los cuales lograr cambios, pero es el conocimiento y el buen juicio lo que nos permitirá identificar las acciones que debemos tomar para reducir nuestra huella de carbono, nuestra huella hídrica y aportar al mundo nuestro grano de arena en la mejora del entorno que habitamos.

Del mismo modo, quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones que afectan a grandes grupos de personas y a su entorno, quienes determinan las acciones de importantes sectores de opinión, deben atender a tal responsabilidad con conocimiento. Para ello es indispensable una visión holística, considerando todos y cada uno de los efectos de actuar o dejar de hacerlo.

En estos días y con el propósito de abrir este espacio de conocimiento, La Fundación Santafé, realiza un simposio de la serie “Vivir Más y Mejor” con el apoyo como organizadores, de la universidad de los Andes y el programa “Ciudades que Respiran”, en el que además de analizar lo que implica la calidad el aire para ciudades y ciudadanos, se podrán conocer las experiencias de dos organizaciones de los Estados Unidos de América: la “American Lung Associastion” y la iniciativa “Urban Air”, que compartirán sus hallazgos en materia de impacto de la calidad del aire en la salud pública y las soluciones al respecto.

El evento busca difundir la opinión de grandes expertos en el campo de la medicina, la salud pública y el ambiente buscando abrir y mantener el debate, acerca de las medidas que deberán tomarse para mejorar la calidad el aire en Bogotá y las ciudades colombianas, así como, la responsabilidad que el sector empresarial, la sociedad civil y cada uno de nosotros como ciudadanos tenemos en la construcción conjunta de las soluciones a un problema que no podemos soslayar por más tiempo: el Aire que respiramos.

Mayores informes sobre este evento aquí.

 Fuente: Fedebiocombustibles.


  

Balance de Bioetanol en 2016 - Asocaña

La producción de Bioetanol durante 2016 presentó una reducción de 4,8% frente a la de 2015. Esto fue consecuencia de la reducción en la cosecha de la caña de azúcar, dada la incidencia de anomalías climáticas extremas. Debido a ello, la capacidad instalada de las destilerías no pudo ser utilizada al ritmo de años anteriores, alcanzando una utilización de 72,1%, inferior en 16,1 puntos porcentuales al registro de 2015 (88,3%).

Presión a la calidad de aire de las ciudades en aumento

El efecto oxigenante tiene beneficios para la salud humana importantes. La menor emisión de monóxido de carbono, azufre, benceno e hidrocarburos no quemados a la atmósfera propende por un mejor aire en las ciudades. Es claro el caso reciente de Medellín. En dicha ciudad se dispararon las alarmas de contaminación en algunos días de marzo de 2017. La situación tiende a volverse más crítica, en la medida que el mercado colombiano de automotores aún tiene potencial de crecimiento.

De acuerdo con estudios realizados por BBVA Research “la baja penetración de los vehículos en Colombia con relación a países de similar nivel de desarrollo deja ver que el potencial del mercado es alto. Factores como la renovación del parque automotor, el aumento creciente de la clase media en el país, así como su bono demográfico pueden favorecer un mayor crecimiento del mercado automotor en el país”.

En 2012, el mismo centro de estudios económicos al analizar la Gran Encuesta Integrada de Hogares encontró que “los vehículos parecen ser bienes normales y con elasticidades mayores a 1 en los deciles más altos, mientras que las motos son normales hasta cierto nivel de ingreso, momento en el cual se convierten en bienes inferiores. En este momento, estas últimas son sustituidas, presumiblemente, por otros medios de transporte más cómodos”. Esto significa que en la medida que el ingreso de los colombianos siga creciendo, se seguirán demandando más automóviles, los cuales, a su vez, demandarán más combustibles, que consecuentemente generarán mayores emisiones. Por ello la importancia de contar con un programa de oxigenación de la gasolina con Bioetanol nacional.

Ayuda al cumplimiento de los compromisos de la COP 21 De otro lado, la matriz de energéticos para el transporte en Colombia es altamente dependiente de combustibles líquidos derivados de petróleo. En 2015, en la COP 21, Colombia se comprometió a lograr una reducción de 20% en la emisión de Gases Efecto Invernadero (GEI) en 2030. El uso de Bioetanol producido en Colombia se presenta como una gran alternativa para mitigar las emisiones de GEI de la gasolina, ya que de acuerdo con el estudio contratado por el Ministerio de Minas y Energía a la firma EMPA de Suiza, a la Universidad Pontificia Bolivariana y al Centro de Producción Más Limpia de Medellín, el Bioetanol colombiano reduce en 74% la emisión de GEI, en comparación con la gasolina.

Incremento en la calidad del combustible y ahorro al consumidor

El Bioetanol es la forma más económica de incrementar la calidad del combustible. Como se mencionó anteriormente, uno de los beneficios de la adición de oxigenantes, tales como el Bioetanol, es el incremento en la capacidad antidetonante de la gasolina (octanaje). Los requerimientos de octanaje varían entre motores, pero en general se puede afirmar que los motores de tecnologías más recientes requieren un mayor octanaje en el combustible, dado que tienen mayor relación de compresión, lo cual les genera una mayor eficiencia.

En Colombia se tienen dos calidades de gasolina, las cuales se diferencian exclusivamente en su octanaje: la gasolina básica y la extra. La ventaja de la mezcla con Bioetanol es que permite que el consumidor cuente con una gasolina básica con un octanaje superior al de una gasolina básica sin mezcla. Si no se contara con el Bioetanol, se tendría que combinar 50% de gasolina extra con 50% de corriente, para obtener el mismo octanaje de la gasolina oxigenada. Para 2016, teniendo en cuenta los precios de la gasolina de ese año, el programa de oxigenación significó un ahorro de cerca de mil pesos por galón a los consumidores que hubiesen querido aumentar el octanaje de su combustible.

Fuente: Aspectos Generales del Sector Azucarero 2016 - 2017, Asocaña.


Mandatos de Mezcla a nivel Mundial en la actualidad

Fuente: http://globalrfa.org


 

Cómo el Biodiésel se ha convertido en la respuesta a las iniciativas de reducción de Emisiones

El Estándar de Combustibles de Bajo Carbono sin lugar a dudas está cambiando el panorama del transporte en California. La regulación -comúnmente llamada la LCFS por sus siglas en inglés- tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Algunos sectores que usan el diésel y flotas, han recurrido al biodiésel como una solución con menos carbono. Aquí hay una muestra de cifras y datos que así lo demuestra:

* Entre los combustibles líquidos, el biodiesel tiene consistentemente el valor más bajo de intensidad de carbono (CI).

* El biodiesel representó casi el 20% de los créditos de LCFS generados en 2016.

* Los volúmenes de biodiésel en California aumentaron 1196% en los últimos seis años y se proyecta que aumenten otro 471% entre 2017 y 2023.

* El nivel promedio de la mezcla del biodiésel en California experimentó recientemente un aumento del 2,95% en el segundo cuarto del 2015 al 4,89% en el siguiente cuarto del mismo año hasta el segundo cuarto de 2016.

“Los californianos quieren aire limpio y han votado para hacerlo tanto con el LCFS y el programa de topes y comercio, y ahora el estado está tratando de extender los programas y lograr reducciones de emisiones aún mayores”, dice Todd Ellis, Director Ejecutivo de Ventas de la Región Oeste, del Renewable Energy Group, Inc. (REG). "El biodiesel es un combustible ideal para ayudar a las partes a cumplir con los requisitos de estos programas, y la industria del biodiesel está en condiciones de satisfacer la demanda".

¿Qué necesita saber acerca del LCFS?

El LCFS entró en vigor en 2011 y fue reautorizado en 2015.

- Objetivo: Reducir la intensidad de carbono de los combustibles de transporte en un 10% para el 2020. Esta es una de las medidas incluidas en un plan de alcance de la Junta de Recursos del Aire de California (CARB por sus siglas en inglés) para reducir los gases de efecto invernadero (GEI). Así mismo, una propuesta de actualización del plan de alcance, la cual se presentó a principios de 201, se basa en reducir las emisiones de GEI en un 40% para el 2030.

- Intensidad de carbono: CARB define la intensidad de carbono (IC) como la medida de las emisiones de GEI asociadas con la producción y el consumo de un combustible.

En pocas palabras, la LCFS promueve la producción y el uso de combustibles de transporte más limpios, reduciendo así las emisiones.

- Conformidad: Las partes reguladas son a menudo el productor de combustible, pero la obligación puede pasar hacia abajo hasta el bastidor.

La obligación se rastrea a través de créditos y déficits. Los combustibles con una puntuación IC inferior al estándar anual ganan un crédito. Los combustibles que son más altos que el estándar dan como resultado un déficit, que debe conciliarse anualmente. Los créditos pueden ser negociados entre las partes reguladas.

- El mercado selecciona los combustibles: CARB dice que el LCFS es neutro en cuanto al consumo de combustible y basado en el rendimiento, lo que permite al mercado decidir qué combustibles se utilizan para cumplir los objetivos de IC.

Mayor información en http://www.opisnet.com/Images/REG_LCFS_WP.pdf

Source: www.opisnet.com


Si desea recibir este boletín, escríbanos al correo: 
colombia@fedebiocombustibles.com

 

Fuente : Fedebiocombustibles 28/06/2017

Compartir en:




Idioma:

Indicadores



Biodiésel Vigencia:
De: 02/08/2017 A: Actualmente
Resolución:
40744 del 01 de Agosto de 2017
  • Precio galón: $9.989,22
  • Precio litro: $2.639,15 (USD 0,87)
Etanol Vigencia:
De: 02/08/2017 A: Actualmente
Resolución:
40744 del 01 de Agosto de 2017
  • Precio galón: $8.559,67
  • Precio litro: $2.261,47 (USD 0,74)

Sitios de Interés



Últimos Tweets

Carrera 7 # 32-33
Oficina: 801-802
Bogotá D.C.
Colombia - Suramérica
PBX: (+57 1) 245 4816 | (+57 1) 288 1856
        (+57 1) 342 2885 | (+57 1) 342 1552
E-mail:
colombia@fedebiocombustibles.com
© 2017 Fedebiocombustibles.com | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y DESARROLLO: RHISS.NET